Rolando Castello Junior, mítico baterista de rock pesado do Brasil, toca en Bluzz Live y lo hace rodeado de jóvenes atletas bluseros locales

AUSPICIA → PEAK

Rolando Castello Junior es un duque del rock brasileño. El baterista de rulos no solo fue parte, entre otras, de la Patrulha do Espaço, mítica banda setentera del iluminado fundador de Os Mutantes, Arnaldo Baptista → 👀  ; sino que además hizo historia en Argentina, integrando el trío Aeroblus → 👀 , junto a las bestias de Pappo y Alejandro Medina. Dicho power trío, que de alguna manera hizo la transición entre Pappo’s Blues y la veta más pesada que “el Carpo” explotó luego en Riff, llegó a grabar un solo disco-de-culto-total, en el año 1977.

Sobre el estilo de tocar del baterista se han dicho muchas cosas en su tierra natal, donde ha estado presente en cuanto ranking de “mejores bateristas” que se precie. Su poderosa pegada está fuertemente influenciada por la de Keith Moon, fue pionero en el uso del doble bombo y el uso del instrumento de varios cuerpos; incluso se le ha atribuido su particular tipo de golpe a una historia de superación física, debido al hecho de que durante la infancia sufrió de poliomielitis, enfermedad infecciosa que ataca la médula espinal y que sin embargo no le impidió dedicarse a cumplir su sueño de tocar la bata.         

Para el show de mañana, el dilatado debut de Rolando en Uruguay, éste se rodea de “La Triplice Band” compuesta de atletas rioplatenses de otra generación como Dinamita Pereda (Swing Factory) y Santiago Bondoni (Oro) para repasar parte del extenso catálogo de los grupos-hitos que integró en sus 40 años de carrera. Le hicimos esta mini entrevista para conocer un poco más de este veterano capo:         

 

¿Cuál es tu primer recuerdo musical?
El primer recuerdo musical que tengo es de mi vieja tocando el piano en casa, y después con el rock es ver un simple de los Beatles en la fiestita de cumple de un amigo mío de la primaria.

 

¿Brasil es un país rockero o es solo un estilo secundario?
El carnaval es muy fuerte en Brasil, así como la Música Popular Brasileña, pero también hay mucho rock. Nosotros con mi banda somos una prueba de eso, que hace 40 años que estamos tocando, eso te refleja que Brasil tiene rock.

 

¿Qué recuerdos tenés de tocar con Arnaldo Baptista?
Uno de los mejores recuerdos posibles, porque soy un agradecido de que en mi vida tuve la oportunidad de tocar con algunos genios como Pappo y Arnaldo y tocar con un genio eleva tu poder de tocar.

 


 ¿Cómo fue el día que conociste a Pappo?
El mayor recuerdo que tengo del día que lo conocí fue que ni siquiera me saludó. Lo primero que me preguntó fue “¿puedo ver el motor de tu auto?”. Era un tipo muy simple, muy simpático, muy divertido y obviamente un guitarrista excepcional.

 

¿Cuál era ese “plato típico” que Pappo te recomendaba?
Esos boludos de Pappo y Alejandro Medina me decían “cuando vengas a Argentina tenés que probar los Soretes a la Crema”, y yo me imaginaba que era una pasta, tipo unos canelones. Se cagaban de risa. Cuando descubrí lo que eran los “soretes” también me reí un montón. Eran muy chistosos esos tipos.

 

Por favor pasá la receta para tocar rock durante 40 años…
Lo primero es que es hay que tener resistencia, hay un laburo de resistencia, voluntad y amor a la música. Yo creo que esa es la receta básica.

 

Top 3 bateristas favoritos:
→ Ringo Starr
2 → Keith Moon
3 → John Bonham

 

Top 3 bandas:
1 → Beatles
2 → Led Zeppelin
3 → 
The Who

 

Top 3 comidas:
1 → Soretes a la crema
2 → 
Chivitos
3 → Bife de chorizo

 

¿Algún momento incómodo que hayas pasado sobre el escenario?
Recuerdo un recital en el interior de Río Grande do Sul que en el primer tema se me rompió un parche de bombo y justo ese recital había llevado solo un bombo, entonces tuve que hacer todo el show sin bombo.

 

¿Qué te gusta más allá de tocar?
Me gusta mucho el cine, las historietas y leer.

 

↳ Vinilos junto a Nico Foti

 

¿Un viaje que recuerdes especialmente?
Sin dudas la ida a Argentina, la primera vez que fui a tocar, pero también hice un viaje a Estados Unidos en el que pude ver a The Who en vivo en 1976, con la formación original, Keith Moon en la batería y John Entwistle en bajo. Un viaje inolvidable porque pude ver a mis ídolos.

 

¿Cómo es vivir en Brasilia?
Es difícil porque el clima es muy seco y segundo porque es donde están todos los políticos, entonces la ciudad huele mucho a mierda. Pero como vivo con mi compañera y tenemos nuestro pequeño mundo ahí, con los gatos y la música y por suerte viajamos bastante, entonces se soporta bastante bien.

 

¿Cuáles fueron tus primeros contactos con Uruguay?
La primera cosa que supe de Uruguay fue de la banda Los Shakers con Never Never, en los años sesenta, que creíamos que eran norteamericanos o ingleses. Después descubrimos que eran uruguayos. Cuando era chico también sentí que Uruguay era la Suiza de Latinoamérica.

 

Unas palabras sobre el show de Bluzz Live:
Vamos a tocar temas de Aeroblus y de Patrulha do Espaço y vamos a hacer todo con mucho amor y mucho cariño, esperamos ver a toda la gente.