La cantante presenta Pactos, su segundo disco y le preguntamos cosas que nada que ver con nada

 TEXTO → FERMÍN SOLANA → @ferminsd

AUSPICIA → PEAK

Hay una complejidad en el nuevo disco de Alfonsina, que se va afianzando a medida que las canciones avanzan y se ponen algo disonantes, por momentos matutinas en el sentido eduardomateístico y por otros reverberantes y rockeras como en PJ Harvey, por citar algo reminiscente. Está su voz esa inmaculada con la que cuenta, pero no haciendo gala de su virtud, sino enroscándose en el juego integral de canciones que crecen a veces desde lo mínimo, se superponen en capas y ya no tienen tanto de soul popero como en el disco debut (El bien traerá el bien y el mal traerá canciones, 2014), pero más de su alma.

Alma y carácter, que no es sencillo porque tiene que lidiar con su propio talento que puede traer aparejados fantasmas, los cuales a su vez pueden convertirse en un recurso, porque no solo de luz vive la música. A veces componer un disco se trata, justamente, de un proceso de depuración (suerte de alquimia), y ese parece ser el principal logro de Pactos: que dice mucho más de la poesía de Alfonsina, la de la persona total y no solo de la de voz privilegiada.

Más allá de todo eso, y por todo eso, le hice estas preguntas que en muchos casos son sobre pavadas, pero porque tengo la firme creencia de que somos la suma de pavadas y algo dicen pueden revelar sobre la persona.        

 

¿Qué tics tenés?
Cuento mentalmente de 5 en 5 hasta 100 y vuelvo a empezar porque me queda asimétrico hacerlo una vez sola. 

 

¿Cuál es tu ambiente más propicio para componer?
Compongo en la mañana bajo los efectos del mate. Últimamente, todas las mañanas encuentro algo. Si dormí 7, 8 hs, con eso estoy lista para explorar.

 

¿En qué se diferenció este disco del anterior a la hora de componer?
En éste disco ya tenía consciencia de producción. Las canciones son inseparables de sus arreglos. Antes componía la canción y el arreglo final me era secundario. Ahora el bajo es tan esencial en la poesía final como la letra o la batería, o la guitarra, o todo. 

 

¿Qué lugar le das a la sensualidad en tu música?
Sensualidad viene de los sentidos. Para mi lo sensual es el resultado de ponerle cuerpo, movimiento, a ideas. A eso, los sentidos reaccionan. Cuanto mejor (que no es lo mismo que más) te enreda, más en el clavo diste. 

 

¿Hay algo que no te gustaría oír nunca acerca de lo que hacés?
"Ah pero qué proyecto de mierda".

 

¿A dónde te gusta ir a comer? (Un lugar que no esté de moda)
Voy a un lugar que se llama Sésamo en Brito del Pino y Pedro Viera.

 

¿Sabés cocinar algo?
Soy un desastre cocinando porque vivo bastante a frutas y verduras. No tengo gracia. Una vez hice un pan de nuez que me quedó bárbaro y tengo fotos de distintos ángulos.

 

 

¿Tenés algún placer culposo (musical)?
Lo más romántico de Los Panchos. No es culposo. ¿Tal vez Rihanna es más culposo? También.

 

¿Sos de bloquearte a la hora de componer?
No mucho. Ya entendí que hay cosas que no puedo hacer a la vez. Se van dando pasos. Mientras mezclábamos Pactos por ejemplo, no me salían buenas nuevas ideas. Y mezclamos más de un año. Desde que salió el disco estoy componiendo muchísimo. Más que bloquearse, la inspiración te prepara y te espera. 

 

¿Tenés alguna prenda de vestir de la que no puedas desprenderte?
jajaj de los borcegos negros que uso hace años en la vida diaria + shows + viajes+ cumpleaños + paseos varios ++++++

 

¿Qué te pone de buen humor?
Me pone de buen humor encontrar una canción que acompañe con precisión la órbita en la que estoy.

 

¿Y de mal humor (en la chiquita de lo cotidiano)?
Si me levanto y no me tomo un licuado de fruta fresca, me atengo a un día complicado.

 

¿Cuál fue la última frase que leíste y te quedó rebotando?
Leí y me quedé con algo de Rancière que decía que el arte crítico primero genera un extrañamiento, luego una conciencia de la razón de ese extrañamiento y por último la movilización del individuo.

 

¿Cómo te pega la marihuana?
A menos que esté en un show de música y pueda bailar, entro en la dimensión del terror mental. Ya casi no la uso. 

 

¿Qué pan comés?
Pan integraaaal, pancito artesanal integral.

 

¿Cuál es la parte más cínica de tu personalidad?
De mal humor puedo ser pedante.

 

¿De qué manera te gustaría que la gente interpretara Pactos, en un mundo ideal?
Como una forma de poesía.

 

¿Hay algún olor que te de mucho asco?
Olor a hospital

 

¿Por qué no hay bandas de rock femeninas en Montevideo?
Porque se ve que no les interesa el rock. Artistas, hay. 

 

¿Practicás alguna actividad deportiva?
Hago spinning y corro. Así me sincronizo con el hámster del cráneo.

 

¿Por qué consultaste un médico la última vez que lo hiciste?
Porque quería que me recetaran unas pastillas que luego no iba a tomar. 

 

¿Qué película boluda te marcó de chica?
Alien, el octavo pasajero. Aunque no es boluda, me agarró muy de chica. De tanta pesadilla concluí que me atraía más que cualquier princesa Disney.

 

¿Sos de pensar cosas banales mientras cantás en vivo?
Na, estoy adentro de lo que estoy cantando cuando estoy en vivo. Cuando estoy muy muy nerviosa, con taquicardia y mareo, a lo sumo calculo si arrodillarme para caer desde más cerca al piso y evitar rotura de dientes. 

 

→ Pactos se presenta el 22 de setiembre en La Trastienda