Entrevista a la tatuadora Mery Bogosián, especialista en puntillismo y líneas. Nunca la pifió

TEXTO → FERMIN SOLANA

“Este es un camino largo, empezás siendo aprendiz en un local a la calle, lo cual implica mantener la agenda de los tatuadores, lavar los pisos, esterilizar las cosas. Es así como uno aprende, te invitan a ser aprendiz a cambio de que solo te dejen mirar lo que hacen, y eso hice por casi un año. Fue difícil…”

¿A quién le hiciste el primero?
A mí misma. Cuando empecé me dijeron “nada de tatuar naranjas”, cómo se suele hacer. La naranja no te habla, no se mueve, no es piel. Y bueno el primero fue el primero, actualmente viendo lo que hago no me puedo jactar de él, pero no es malo.

IMG_1522 ↳ Primer tatuaje.

¿Cuál es tu especialidad?
Puntillismo (dotwork) y líneas, fine line, geometría. Color: negro y escalas de grises.

 ↳ Puntillismo.

¿Por qué no tatuás casi a color?
Básicamente dejé de hacer colores. En su momento, cuando estuve en locales a la calle hice todos los colores, pero cuando emprendí mi camino sola, abrí mi estudio, encontré mi estilo. No se usan colores en el puntillismo, no se pueden hacer buenos degradés de oscuros a claros en color formado por puntos, así que me vi en el momento de dejar ir a los colores para amar el negro y grises. Colores uso solo rojo y rosa pero por gusto propio, y al hacerlo no lo realizó en puntillismo sino en plano de color. 

 

¿Donde tatuás y qué tan importante sentís que es el entorno, la energía del lugar?
Tengo mi estudio privado en Punta Carretas. Privado implica que solo tatúo con agenda. Se pauta día y hora para la realización de la pieza. Sinceramente es cómodo para mí y para mis clientes el que sea privado aporta tranquilidad, un factor importantísimo en este trabajo, cosa que en locales a la calle no se logra. Una bioseguridad asegurada por mí, que no depende de terceros. Trato con el alma que siempre se sientan a gusto cuando vienen. 

¿Sos de hablar mucho con los clientes?
HABLO Y HABLO MUCHO. Me gusta conocerlos, así como ellos también cuando vienen me conocen a mí. Están confiando parte de su piel para algo que les queda de por vida, es importantísimo para mí que me elijan. Además al conocerlos puedo realmente también conocer sus gustos y así acertar en el diseño a tatuar. Gracias a este trabajo logré grandes amigos/as.

 

¿Hay algo que ni en pedo tatuarías?
Al tener un estudio privado solo hago trabajos que impliquen mi estilo. Si no me siento a gusto o es una pieza en la que no puedo dar todo de mí, prefiero decir que no. ¡Tatuajes con amor únicamente! 

 

¿Te ha pasado de pifiarla? ¿Una línea? ¿algo?
Jamás. Fuera de cuestión que algo así pase, la responsabilidad que se tiene al tatuar es enorme. 

¿Por qué la gente se está tatuando tanto?
Sinceramente creo que se entendió al fin que es un arte, ¿y a quien no le gusta el arte? Ya no hay tanta discriminación social hacia el tatuado como antes, eso también ha dado coraje, ¿hoy en día quien no está tatuado? Todos.

 

¿Qué te gusta hacer cuando no tatuás?
Realmente trabajo de lunes a sábados, aproximadamente 3 turnos diarios. Lo cual no solo implica tatuar sino que diseñar todo lo que tatuó ya que no copio diseños, son originales míos, y llevar a cabo la agenda, a veces llego a tatuar también los domingos. Mi amor por lo que hago es 24\7. Igualmente si tengo un ratito libre me gusta ver a mi hermoso caniche Romero, visitar a mamá, a veces miro alguna película (soy fanática del horror).

¿Cuántas horas al día te dura la concentración?
Tatuar puedo estar tatuando básicamente tres o cuatro turnos diarios de dos horas cada uno o más. Depende el día y diseño. Pero como te comenté, hay días que comienzo los turnos 10 am, y cierro la puerta del estudio 23 hs. 

 

¿Tomás algún estimulante tipo café o coca ponele?
Café todo el día. Sin azúcar por favor.

¿Qué le aconsejarías a alguien que esté dudando de hacerse su primer tatuaje?
Vivimos una vez. Si por algún momento se te cruzó por la cabeza es que eso está latente, no te quedes nunca sin hacer lo que querés y menos si es un tatuaje, arrepentirte si en su momento lo sentiste no te arrepentís.

Una vez

tatué a un señor de 71

tenía la piel finita

era su

primer tatuaje

el nombre de su nieto

antebrazo

la sonrisa de ese hombre

cuando se miró

el trabajo

terminado

me llenó

el alma.